Elena Anaya

Elena Anaya

El magnetismo que ejerce Elena Anaya sobre cualquier escenario es inmediato y abrasador. No es de extrañar que al poco tiempo de haber empezado sus estudios de actuación haya sido elegida por el director Alfonso Ungría para que protagonizara África, junto a Imanol Arias. A partir de ese momento las invitaciones laborales no se hicieron esperar y llegaron filmes como ¿De qué se ríen las mujeres? (1997), Lágrimas negras (1998), Finisterre, donde termina el mundo (1998) y El invierno de las anjanas (2000). Todo el trabajo previo la conectó con el director Julio Medem, quien le apostó a Elena Anaya para que interpretara a una niñera provocativa en Lucia y el sexo, cinta que le otorgó en 2002 el reconocimiento de Mejor Actriz de Reparto de la Unión de Actores de España, así como una nominación al Premio Goya en la misma categoría. Medem y la actriz originaria de Palencia volvieron a trabajar en 2010 en La habitación en Roma, que le dio una nominación al Premio Goya como Mejor Actriz Principal. Agustín Díaz Yanes la invitó a trabajar en Bendito infierno (2001), junto a Victoria Abril y Penélope Cruz, para inmediatamente después ponerse bajo las órdenes de Pedro Almodóvar en Hable con ella. Almodóvar y Anaya repitieron mancuerna en 2011 cuando aquel le dio el papel protagónico de La piel que habito, mismo que le proporcionó un Premio Goya en 2012 como Mejor Actriz Principal. Gracias a su amplia experiencia y a la calidad de su trabajo interpretativo, Elena Anaya ha dado pasos sólidos en la industria hollywoodense. Se le vio en Van Helsing: Cazador de monstruos (2004), junto a Hugh Jackman y Kate Beckinsale, y en Dead Fish (2005), donde compartió créditos con Gary Oldman. Uno de los proyectos que sin duda alguna la catapultará en el panorama internacional será la súper producción de La mujer maravilla, misma que se estrenará el próximo año y en la que a esta española se le verá junto a Gal Gadot, Chris Pine y Robin Wright. También se le verá compartir cartel con el mundialmente conocido actor Bryan Cranston, famoso por su papel en la serie Breaking Bad, en El infiltrado. Dentro de su amplia filmografía se encuentran un par de proyectos mexicanos como La habitación azul (2002), de Walter Doehner, y Todos están muertos (2014), cinta en la que se puso bajo las órdenes de Beatriz Sanchís y en la que compartió créditos con Angélica Aragón. Esta cinta le otorgó una nueva nominación al Premio Goya como Mejor Actriz Principal. Sin duda alguna Elena Anaya es una actriz a la que se debe seguir muy de cerca.