Ernesto Alterio

Ernesto Alterio

El actor argentino Ernesto Alterio ha logrado con trabajo y pasión afianzar su carrera en el ámbito cinematográfico. Fue ganador del Premio de la Academia de las Artes y Ciencias Cinematográficas de la Argentina como Mejor Actor Protagónico en 2012 por la película Infancia clandestina, de Benjamín Ávila, papel por el que también logró el Premio Mayahuel 2013 que otorga el Festival Internacional de Cine de Guadalajara. Entre sus reconocimientos destacan el Premio Honorífico 2010 en la Muestra de Cine Latinoamericano de Cataluña (en catalán Mostra de Cinema Llatinoamericà de Catalunya), realizado en Lérida, España, así como el Premio de la Ciudad de Huelva en el Festival de Cine Iberoamericano de Huelva 2006, y el Premio a Mejor Actor en el Festival de Cine de España de Toulouse por el filme Yoyes (2000), de Helena Taberna, así como por Los lobos de Washington (1999), de Mariano Barroso. A éstos se suma el Premio Biznaga de Plata como Mejor Actor por la cinta Sexo fácil, películas tristes (2014), de Alejo Flah, en el Festival de Málaga de Cine Español 2015. Entre las películas destacadas de este prominente actor destacan El otro lado de la cama (2002), de Emilio Martínez Lázaro en el que compartió créditos con Paz Vega y Guillermo Toledo, Lluvia (2008), de Paula Hernández y junto a Valeria Bertuccelli y Matias Umpierrez, El método (2005), con guión de Jordi Galcerán y dirección de Marcelo Piñeyro, al lado de Eduardo Noriega, Najwa Nimri y Eduard Fernández, entre muchas más. Su primer protagónico en este ámbito fue bajo la mirada del director Fernando Colomo, y al lado de Jordi Mollà, en Los años bárbaros, inspirada en la vida del historiador Nicolás Sánchez-Albornoz y por la que sería nominado al Premio Goya como Mejor Actor Revelación. Con este director volvería a hacer mancuerna en El cuarteto de La Habana, con un discurso acerca del intercambio cultural. Interpretó al artista Salvador Dalí en Buñuel y la mesa del rey Salomón (2001), del director Carlos Saura, y compartió créditos con el mexicano Demián Bichir en el filme El sueño de Iván (2011), de Roberto Santiago. Sus estudios fueron de Arte Dramático teniendo como maestros a Cristina Rota y Daniel Sánchez, mientras que con Agustín Belusci tomó clases de danza. Junto a los actores Nathalie Poza, Guillermo Toledo y Alberto San Juan, fundó el grupo teatral Ración de Oreja, que se unió al grupo de actores de Andrés Lima para crear la compañía Animalario. Con ella, representó obras como, precisamente, Animalario, Que te importa amor y El fin de los sueños. A su paso por los escenarios se suma también, bajo la dirección de Cristina Rota, la obra teatral de Tom Stoppard Rosencrarz y Guilderstein han muerto, así como otras obras como Edipo rey, Yo, el heredero y Atchusss. En cuanto a televisión actuó en Los ladrones van a la oficina (1993), Colegio Mayor (1993), Todos los hombres sois iguales (1995), Vientos de agua (2006), La chica de ayer (2009), Marco, la historia de un niño (2011) y Web Therapy (2016). Involucrado en campañas sociales y progresistas, el actor firmó en 1998 un manifiesto que exigía el cese de la limpieza étnica de Slobodan Milošević, el cese de bombardeos de la OTAN y la sustitución de las fuerzas militares y grupos armados en Kosovo por una paz compuesta por cascos azules mandados por la ONU. En breve estrenará el filme De púrpura y escarlata (2016), de Juanra Fernández, al lado de Liah O’Prey, Ernesto Alterio y Enrique Villén.